Análisis clínicos: cómo ayudan a mejorar mi salud

La unidad del dolor y su importancia en los pacientes
17 marzo, 2017
Dietas para adelgazar sin pasar hambre
31 marzo, 2017

Análisis clínicos: cómo ayudan a mejorar mi salud

Los análisis clínicos ayudan a mejorar la salud de las personas. Son una técnica sencilla para el paciente y de profunda investigación para los profesionales médicos. De una manera rápida y segura, se pueden detectar enfermedades comunes como la anemia o de carácter más grave como algunos tipos de cáncer.

En el Centro de Consultas Médicas el laboratorio CCM cuenta con personal facultativo y técnico especializado en los análisis clínicos que cuenta con herramientas de última generación para contribuir al diagnóstico y seguimiento de patologías. Su director médico, el D. José Ignacio San Pedro, recuerda que entre los valores de su equipo están “la atención prioritaria al paciente, la confianza, el respeto, la empatía, la iniciativa y la responsabilidad, sin olvidar el beneficio social”.

¿Cuáles son los análisis clínicos más habituales?

Los análisis clínicos más habituales son los que examinan la sangre tras una extracción. A esto se le llama estudio hematológico.

También están los estudios químicos que clarifican, por ejemplo, la concentración de un medicamento en la sangre. Los análisis bioquímicos, por su parte, focalizan en componentes químicos como las vitaminas, la glucosa, el colesterol, etcétera.

Los análisis microbiológicos determinan los microorganismos para poder detectar infecciones, hongos o bacterias ajenas al organismo y que de alguna manera inciden negativamente en él.

Otros análisis clínicos más específicos son los hormonales, los genéticos, los funcionales y los cromosómicos. Cada uno tiene una utilidad, una forma de estudio y da como resultado unas conclusiones, por eso el personal de este área en CCM está pendiente de las novedades de la Ciencia, para mejorar el diagnóstico clínico.

El laboratorio de CCM es especialista en los análisis clínicos de hematología, bioquímica, microbiología y estudios hormonales. A ello suman una amplia experiencia en reconocimientos médicos para empresas y particulares, así como las analíticas que se piden antes de operar a una persona.

Comprender al paciente, empatizar con su miedo a las agujas y respetas su integridad serán la clave para que los análisis clínicos se conviertan en una buena experiencia.