Traumatología infantil: yesos sumergibles para disfrutar del verano

Problemas de cadera en deportistas: 3 casos de éxito
7 abril, 2017
La especialista en nutrición que mejor te aconsejará para bajar de peso
3 agosto, 2017

Traumatología infantil: yesos sumergibles para disfrutar del verano

La traumatología infantil es una especialidad que requiere conocimientos específicos sobre el cuerpo de los más pequeños. Los niños están en pleno crecimiento y necesitan tratamientos diferentes a los de los adultos.

La fractura de un hueso o la lesión en una articulación se tratan habitualmente con la inmovilización del miembro. La traumatología infantil debe realizar esta técnica sin frenar el desarrollo del menor.

En esa línea de dar normalidad a los pacientes de traumatología infantil, esta especialidad en CCM utiliza yesos sumergibles para disfrutar del verano.

Los yesos o escayolas habituales se ablandan y deterioran al entrar en contacto con el agua. Los yesos sumergibles pueden usarse en la ducha, bañera y piscina. Se aplican tanto en niños como en adultos.

Inmovilizar un brazo o pierna a un niño no es sinónimo de un verano estropeado. Por eso la Clínica Cymar en CCM es una consulta pionera en el uso de yesos sumergibles lo cual permite presentar un verano más activo a los niños que han sufrido cualquier tipo de lesión.

¿Cómo la traumatología infantil permite mojar la escayola?

Ante el algodón y la venda de yeso, el Dr. Arbona de traumatología infantil y ortopedia pediátrica de CCM,  recuerda que son pioneros en Cantabria en el uso de yesos sumergibles.

La alternativa consiste en el uso de componentes sintéticos impermeables, que permiten crear un almohadillado en la pieza y que ofrece ventajas como éstas:

  • permite ducharse, bañarse, nadar,
  • se puede realizar la higiene diaria y el lavado de manos con normalidad,
  • el molde se puede limpiar con agua,
  • el material se mantiene limpio,
  • previene la maceración y desecación de la piel,
  • reduce el mal olor y los picores,
  • permite una vida más activa.

Adultos y niños pueden incluso elegir el color que más les guste para que la recuperación esté acompañada de un buen ánimo, así como continuar con las tradicionales firmas de amigos y familiares que podrán escribirle mensajes deseando su pronto recuperación.

Por último, el peso se aligera en los yesos sumergibles en comparación con las escayolas normales, lo cual permite disfrutar del verano con más normalidad si cabe.

Si este verano necesitas un yeso, pide cita en CCM para la consulta de traumatología infantil. Este tipo de vendajes son aptos para niños y para adultos y garantizan que una lesión o fractura no te impida disfrutar del verano.